Tercera ola: consejos para afrontarla

Tercera Ola y Fatiga Pandémica: 6 Consejos para afrontarlas con Éxito

La tercera ola es una nuevo capítulo de una larga y trágica historia. La Organización Mundial de la Salud ha definido la fatiga pandémica como la “desmotivación de la población para cumplir con los comportamientos protectores y las medidas de seguridad recomendadas”.

Después de un duro año en el que nos hemos tenido que enfrentar a un extraño virus, un confinamiento y una nueva normalidad, empezamos el 2021 con unas expectativas demasiado altas.

Sin embargo, a pesar de nuestros esfuerzos y de la llegada de la vacuna contra el Covid-19, un gran incremento de los contagios amenaza nuestras esperanzas de normalidad.

El cansancio y el sufrimiento acumulado durante toda la pandemia unido a la incertidumbre ante esta tercera ola pueden provocarnos un importante malestar psicológico y emocional.

Este malestar es lo que denominamos fatiga pandémica. El estrés y el malestar continuo ocasionan un agotamiento físico y mental que provoca cambios de humor, ansiedad, sensación de desprotección, pesimismo, irritabilidad, tristeza, depresión, ira…

Y es que enfrentarnos a un posible nuevo confinamiento, a medidas más restrictivas de circulación y contacto social y al miedo al contagio, no va a ser fácil para ninguno/a de nosotros/as.

Por esta razón, todas y todos vamos a necesitar hacer otro esfuerzo más si queremos mantener el equilibrio psicológico y superar la fatiga pandémica.

Tercera ola de contagios y posible nuevo confinamiento

Tercera Ola y Fatiga Pandémica: 6 Consejos para afrontarlas con Éxito

Hacer frente a la tercera ola de contagios y a un posible nuevo confinamiento, va a requerir nuevas estrategias y muchos sacrificios por parte de todos y todas.

Con estas pautas podremos evitar o, al menos, disminuir los efectos de la fatiga pandémica.

 

1. Pon el foco en lo que puedes controlar.

Muchas personas pusieron en el cambio de año unas expectativas que han tardado poco en no cumplirse.

Es cierto que empezar el año con la llegada de la vacuna contra el Covid-19 podía hacernos creer que, al menos, habíamos empezado a controlar la pandemia. Sin embargo, la llegada del temporal Filomena, el asalto al Capitolio en Estados Unidos y la evidencia de que la vacunación de toda la población no estaba exenta de problemas, nos ha demostrado que estábamos muy lejos de poder controlar nada.

Si algo nos enseñó el 2020 es que no todo está bajo nuestro control. Así, dejemos de poner el foco en lo que no podemos prever y centrémonos en aquello que sí depende de nosotros/as.

Mantente informado/a, siempre desde medios oficiales, cumple las normas de seguridad e higiene y, sobre todo, lleva a cabo todas las medidas de autocuidado necesarias para evitar contagiarte y contagiar.

Fatiga pandémica y nuevo confinamiento

 

2. Busca una “desconexión activa”

Las noticias sobre la tercera ola están marcadas por la falta de certezas. Sabemos que durante las próximas semanas el número de enfermos aumentará. Podemos suponer que los hospitales se llenarán de contagiados. No sería descabellado esperar un nuevo confinamiento o, al menos, nuevas restricciones en los desplazamientos y aforos.

Esta falta de información puede llevarnos a estar más pendientes de los medios de comunicación de lo que sería recomendable.

Por esto, es necesario desconectar. Pero no cualquier desconexión es saludable. Es muy común usar una pantalla, ya sea la televisión o el móvil, para relajarnos o evadirnos. Pero lo cierto es que ver una serie tras otra o revisar continuamente nuestras redes sociales no nos ayudarán a alcanzar el bienestar que necesitamos.

Es preferible elegir actividades que nos permitan conectar con nosotros/as mismos/as y disminuir así el cansancio mental y el estrés. Para ello es mucho más eficaz el ocio activo, como el ejercicio físico, las salidas a la naturaleza, cocinar o cualquier otra actividad que nos mantenga alejados/as del sofá y las pantallas.

Tercera ola y fatiga pandémica: consejos

 

3. Céntrate en el presente, pero planifica por si hay un nuevo confinamiento.

Es cierto que no sabemos lo que pasará durante los próximos días y semanas, que las incógnitas acerca de lo que sucederá son cada vez mayores y que llevamos tanto tiempo sin saber lo que nos espera de aquí a unos meses que parece imposible vivir con tranquilidad, pero adelantarnos a posibles complicaciones no nos va a ser de ayuda.

Dicho esto, también es verdad que planificar lo que haríamos si llega un nuevo confinamiento, si tenemos que volver al teletrabajo o a las clases online, nos dará paz y seguridad.

Haz una lista de cosas pendientes, busca Juegos de mesa para Familias o asegúrate de tener en casa todo lo necesario para trabajar o estudiar durante esta tercera ola.

Tercera ola, fatiga pandémica y nuevo confinamiento

 

4. Acepta tus emociones ante la tercera ola.

Tienes derecho a sentir enfado, cansancio, frustración o tristeza. No podemos con todo siempre y sentirse agotado/a después de todo lo vivido es normal.

Para mantener el bienestar psicológico es imprescindible gestionar las emociones negativas de forma eficaz.

 

5. Cuida tu salud física y psicológica para hacer frente a la fatiga pandémica.

No podemos cuidar de nadie si no nos cuidamos primero a nosotros/as mismos/as.

En situaciones como la que estamos viviendo, es habitual dar prioridad a cuidar de nuestra familia y olvidarnos de dedicar tiempo a nuestro ocio, cuidado y bienestar.

El miedo a la tercera ola puede hacernos pensar que una buena higiene de sueño, una dieta equilibrada o gestionar nuestras emociones no es tan importante. Pero debemos hacer un esfuerzo por mantener tanto nuestra salud física como psicológica.

Haz ejercicio, empieza a meditar o a hacer yoga, lleva una dieta sana,… En definitiva, cuídate por dentro y por fuera.

 

6. Busca ayuda si lo necesitas.

No tienes que pasar por esto solo/a. No es un signo de debilidad pedir ayuda.

Nos hemos enfrentado, y seguimos haciéndolo, a una situación para la que no estábamos preparados/as. Esta etapa puede habernos hecho pensar más en nuestra vida, en lo que queremos y lo que  no y es posible que nos hayamos planteado cambios importantes y nuevos objetivos. Sin duda, esta es una de las más importantes Señales de Alerta para ir al psicólogo/a

Afrontar esto siempre es complicado, pero si añadimos un escenario como el que tenemos ahora mismo, quizás acudir a la consulta de un psicólogo o psicóloga sea la mejor opción.

Psicóloga en Alicante y online

¿Te ha gustado?

¡Gracias por tu opinión!

Puntuación: 5 / 5. Votos: 18

Sin votos por el momento.

Suscríbete al blog de Psicopolis

Recibe nuestros nuevos artículos en tu bandeja de entrada.

¿Te gustaría saber más?
Descubre cómo podemos ayudarte
Psicolopis - Psicóloga en Alicante Maje Martínez
Maje Martínez Mañogil
PSICÓLOGA COLEGIADA CV14733

Estaremos encantados de resolver tus dudas. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de los siguiente medios:

Teléfono y WhatsApp
Telegram
Correo electrónico
Instagram
¿Dónde Estamos?

A continuación, te mostramos un mapa de localización de nuestro centro de psicología en Alicante.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.