disciplina positiva - ejercer la parentalidad positiva

Disciplina Positiva: 3 Principios básicos para ejercer una Parentalidad Positiva

Ejercer una parentalidad positiva significa respetar los derechos de los niños y niñas y seguir los principios de la disciplina positiva.

La educación basada en la disciplina positiva (o educar en positivo) implica educar con normas y límites, pero sin gritos, amenazas o castigos.

disciplina positiva - con normas y límites

La parentalidad o disciplina positiva se asienta sobre tres pilares: conocer, proteger y dialogar.

1. Conocer y entender a tu hijo/a.

Muchas veces, la falta de conocimiento sobre el desarrollo infantil nos lleva a no entender algunos comportamientos de nuestrxs hijxs.

No podemos olvidar que vivimos en una sociedad adultocentrista, es decir, una sociedad en la que los adultos somos los modelos a seguir.

Así, a menudo nos olvidamos de que en cada etapa de nuestra vida tenemos unas características y necesidades diferentes.

Además, tendemos a minimizar los problemas de los niños, niñas o adolescentes, pensando que solo los adultos tenemos dificultades en nuestro día a día.

“Pasamos los primeros años de la vida de nuestros/as hijos/as enseñándoles a hablar y a caminar y el resto de su vida a callarse y a sentarse. Hay algo mal en eso.”

N. D. Tyson

Para poder comprender el comportamiento de tu hijo/a será necesario que conozcas y entiendas las características de cada etapa de su desarrollo.

Si necesitas más información sobre el desarrollo emocional y cognitivo de tu hijo/a visita Libros y cuentos sobre desarrollo y educación emocional. De esta forma sabrás si su actitud y comportamiento están relacionados o no con las características o cambios físicos, psicológicos, emocionales o cognitivos propios de su edad.

disciplina positiva - parentalidad positiva - conocer el desarrollo emocional y cognitivo de tu hijio

2. Ofrecer seguridad y estabilidad.

El segundo principio de la disciplina positiva se basa en la necesidad de todos los niños y niñas de sentir que pueden confiar en sus padres y madres (o principales cuidadores). Nuestros hijos e hijas necesitan sentirse protegidos por nosotros/as.

Como padres y madres, tenemos la obligación de proporcionar a nuestrxs hijxs un entorno seguro y estable en el que poder desarrollarse de forma sana y positiva.

Para que nuestros/as hijos/as sientan que pueden confiar en nosotros/as es necesario que establezcamos un vínculo emocional positivo con ellos. El artículo 7 Consejos para lograr una buena Conexión Emocional con tus hijxs te resultará muy útil para lograr este objetivo.

disciplina positiva - segundo principio de parentalidad positiva, seguridad

3. Dialogar: la herramienta principal de la disciplina positiva.

Educar en positivo es sinónimo de educar sin gritos, ni castigos, ni amenazas, ni ninguna otra manifestación de enfado que provoque malestar o humillación en los niños y niñas.

Si realmente queremos ejercer una parentalidad positiva, deberemos optar por resolver los conflictos y problemas con nuestra familia sin recurrir a castigos físicos ni humillantes.

Y la razón por la que es necesario cambiar algunas de las estrategias educativas fuertemente arraigadas en nuestra sociedad es muy sencilla: no queremos causar dolor a nuestros hijos/as.

disciplina positiva - evitar los castigos y humillaciones porque causan dolor. el tercer principio es el diálogo

Y, en contra de lo que se ha pensado durante mucho tiempo, los castigos físicos, los gritos, las amenazas, los chantajes y los insultos causan dolor, tristeza, miedo y culpabilidad.

Además, este tipo de “educación” impide un desarrollo emocional positivo, provoca problemas de autoestima e impide crear un vínculo emocional seguro entre padres/madres e hijxs.

Por tanto, ante un conflicto o problema, respira hondo, ármate de paciencia y dialoga con tu hijo/a.

Y recuerda que dialogar implica hablar y también escuchar. Nuestros artículos Juegos para mejorar la Conexión Emocional y Juegos para mejorar la Comunicación y la Convivencia te ayudarán a hablar con tus hijos/as de vuestros sentimientos, a la vez que pasáis un rato muy divertido. disciplina positiva - parentalidad positiva - dialogar para resolver conflictos

Puedes leer más sobre el castigo físico y sus consecuencias en Save the children: castigo físico y humillante

A modo de conclusión

Educar en positivo requiere mucha paciencia, esfuerzo y una gran dedicación por parte de los padres y madres. Esto, no solo no es fácil, sino que puede ser increíblemente complicado y agotador. Con estos Libros sobre Disciplina Positiva aprenderás teoría y herramientas muy útiles para educar en positivo a tus hijxs.

Es normal que, en ocasiones, nos sintamos desbordadxs por las demandas de nuestros hijos e hijas, que nos olvidemos de la “teoría” y que no seamos los padres y madres que realmente queremos ser.

No te culpabilices por ello. Lo haces lo mejor que puedes. Todos y todas nos equivocamos. Cuando te ocurra, acepta tus errores, recapacita y pide disculpas si es necesario.

Y si esto no es suficiente, si sientes que hay algo que no es como te gustaría y no sabes cómo cambiarlo, no dudes en pedir ayuda. Hacer todo lo posible para que tu hijo/a esté bien es lo que te hace ser buen/a padre/madre.

parentalidad positiva - disciplina positiva ayuda final

¿Te ha gustado?

¡Gracias por tu opinión!

Puntuación: 4.8 / 5. Votos: 6

Sin votos por el momento.

Suscríbete al blog de Psicopolis

Recibe nuestros nuevos artículos en tu bandeja de entrada.

¿Te gustaría saber más?
Descubre cómo podemos ayudarte
Psicolopis - Psicóloga en Alicante Maje Martínez
Maje Martínez Mañogil
PSICÓLOGA COLEGIADA CV14733

Estaremos encantados de resolver tus dudas. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de los siguiente medios:

Teléfono y WhatsApp
Telegram
Correo electrónico
Instagram
¿Dónde Estamos?

A continuación, te mostramos un mapa de localización de nuestro centro de psicología en Alicante.

2 comentarios en «Disciplina Positiva: 3 Principios básicos para ejercer una Parentalidad Positiva»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.