7 Consejos para lograr una buena Conexión Emocional con tus hijos/as

Conexión emocional con los hijos - Psicopolis Alicante

Crear una conexión emocional saludable con nuestros hijos e hijas es primordial tanto para promover un desarrollo emocional sano en ellos como para disfrutar de una convivencia familiar estable y satisfactoria.

Cuando una familia disfruta de una buena conexión emocional es mucho más fácil resolver los conflictos y superar las dificultades que surgen en el día a día.

Además, ayudará a todos los miembros de la familia a desarrollar su propia inteligencia emocional y sus habilidades sociales.

Así, aprenderán a conocerse mejor a ellos/as mismos/as y a disfrutar de una autoestima positiva.

En nuestro artículo 5 Beneficios de crear una buena conexión emocional conocerás más sobre las ventajas de conectar emocionalmente con tus hijos/as.

Lograr una buena Conexión emocional con los hijos - Psicopolis

La importancia de la Gestión emocional

Aprender a gestionar las emociones en la infancia favorece el desarrollo de diferentes estrategias de aprendizaje y convivencia que favorecerán las relaciones sociales dentro y fuera del ámbito familiar.

Esto será muy útil cuando llegue la etapa de la adolescencia y los problemas que suelen acompañar este proceso de madurez y paso a la edad adulta.

De hecho, muchos de los conflictos familiares que surgen cuando los hijos llegan a esta etapa de su vida derivan de la falta de conexión emocional con sus padres.

Por supuesto, es posible establecer este vínculo entre los componentes de la familia una vez pasada la etapa infantil de los hijos. Sin embargo, cuanto antes empecemos a conectar emocionalmente con nuestros hijos, más fácil nos resultará conseguirlo.

¿Te gustaría tener una buena conexión emocional con tu hijo o hija? A continuación, te dejo algunos consejos para ayudarte a conseguirlo.

Maje Martínez, Psicopolis

Sobre la autora de este artículo

Soy Maje Martínez, Psicóloga Colegiada CV14733, y desarrollo mi trabajo en Psicopolis, mi Centro de Psicología en Alicante. En Psicopolis, atiendo a niños, adolescentes y adultos, ofreciendo apoyo psicoeducativo y emocional adaptado a las necesidades y características de
cada persona.

Como psicóloga, mi objetivo es que todas las personas que buscan mi ayuda consigan las herramientas y habilidades psicológicas necesarias para cumplir sus metas y alcanzar su bienestar emocional.

Para lograr este objetivo, analizaré tus dificultades, te ayudaré a encontrar la mejor alternativa para superar tus problemas y cambiar aquello que no funciona en tu vida, te orientaré en el planteamiento de tus nuevas metas y te acompañaré en todo tu proceso de cambio y crecimiento personal.

Índice de Contenidos

CÓMO LOGRAR UNA BUENA CONEXIÓN EMOCIONAL CON TUS HIJOS/AS

Como ya hemos mencionado, lograr conectar emocionalmente con nuestros hijos e hijas es fundamental para que estos alcancen un desarrollo psicológico saludable. 

A continuación, te damos las claves para establecer esta conexión emocional de forma positiva.

1. Valida sus emociones

Validar las emociones de otra persona significa aceptar y respetar lo que la otra persona siente.

Esto parece sencillo, pero en realidad muchas veces hacemos todo lo contrario sin darnos cuenta. Así, a menudo, minimizamos o amplificamos las emociones de los demás.

Nos pasa con otros adultos y nos pasa con nuestros hijos e hijas.

Cuando le decimos a alguien que se anime porque su problema no es tan grave no estamos validando sus emociones.

Tampoco si le pedimos que olvide lo que le hace sentir mal o que no llore porque el golpe no ha sido nada.

Si insistimos a alguien para que no tenga miedo porque solo es un ruido o un animal inofensivo, no estamos respetando las emociones de esa persona.

Tampoco estamos validando correctamente las emociones de otra persona cuando damos una respuesta excesiva dada la situación. Por ejemplo, cuando exageramos el peligro al jugar con un perro o nos alteramos ante una pequeña caída o herida.

En primer lugar, esa persona, y más si es un niño o niña, se sentirá ignorada. En segundo lugar, pensará que lo que siente (miedo, dolor, malestar, etc.) no es real. De esta manera aprenderá a desconfiar de sus emociones.

Por qué y cómo validar las emociones

Si quieres que tu hijo/a confíe en sus emociones y aprenda a gestionarlas de una forma equilibrada y eficaz valida sus emociones.

Para que tu hijo/a comparta contigo lo que siente demuéstrale que le entiendes.

Dile que comprendes que se enfade porque no le dejas el móvil. También que sabes que preferiría ir al parque en vez de estar en casa haciendo los deberes. No dudes en decirle  que es normal que llore si se ha hecho daño.

Para fortalecer la conexión emocional con tu hijo/a, hazle sentir que estás ahí para acompañarle de forma respetuosa en su proceso emocional y para ayudarle a buscar la solución a aquello que les hace sentir mal. 

✅ También es importante que conozcas el desarrollo emocional infantil. De esta forma les ayudarás a identificar y expresar sus emociones. Con estos Libros y cuentos sobre educación emocional obtendréis muchas de las herramientas necesarias para lograr una conexión emocional positiva.

2. Ponte a su altura

A menudo, hablamos a los niños y niñas desde arriba, obligándoles a levantar la cabeza si quieren vernos la cara.

Sin duda, esto impide una buena comunicación. De esta forma nos perdemos la información no verbal de la persona con la que hablamos. Además, esto favorece la falta de atención y la pérdida de interés.

Si quieres que tu hijo o hija sienta que te interesa lo que te cuenta, si quieres que vea en tus ojos lo mucho que te gusta que comparta sus ideas contigo y si quieres ver en su cara cuánto disfruta explicándote lo que se le pasa por la cabeza, agáchate para ponerte a su altura. Después, mírale a los ojos y demuéstrale que lo que dice es importante para ti.

Así, no solo conseguirás una conexión emocional muy positiva con tu hijo o hija sino que también le ayudarás a ganar confianza en sí mismo/a al sentir que su opinión tiene valor.

Además, fomentarás su respeto hacia los demás al enseñarle a mirar a los ojos y prestar atención cuando habla con otras personas.

Por último, pero no menos importante, conseguirás que haga aquello que le pidas sin tener que gritarle ni repetírselo mil veces.

3. Desconecta para conectar: imprescindible para una buena conexión emocional

Lograr una buena Conexión emocional con los hijos - Psicopolis

Vivimos pegados al móvil. Mientras comemos, paseamos o conversamos con nuestra familia y amigos, el móvil está presente, siempre cerca.

Y no solo al móvil, también al ordenador, la tablet, la televisión y otras pantallas les “regalamos” una parte muy importante de nuestro tiempo cada día.

Generalmente nos excusamos en el trabajo, en estar informados o en la comunicación con nuestras amistades. No obstante, lo cierto es que gran parte del tiempo que le dedicamos al “mundo digital” no nos aporta más beneficio que el entretenimiento. Esto, en primera instancia, no es nada malo.

El problema surge cuando nuestros hijos (y otras personas importantes para nosotros/as) perciben que no les estamos escuchando. Cuando sienten que no prestamos atención a lo que nos cuentan porque nuestros ojos están fijos en el móvil.

Así que, cuando estés en casa y quieras disfrutar de un buen rato con tu hijo o hija, apaga el ordenador, deja de lado el móvil. Solo así le demostrarás que tiene toda tu atención.

Los niños y las niñas necesitan ver que nos importa lo que nos cuentan, que les escuchamos y que el tiempo que les dedicamos es solo para ellos.

Sin duda, pasar tiempo de calidad con nuestros hijos es primordial a la hora de crear una buena conexión emocional con ellos.

4. Contacto físico: necesario para la conexión emocional

Lograr una buena Conexión emocional con los hijos - Psicopolis

No es casualidad que cuanto mayor es la confianza entre dos personas, cuanto mayor es el nivel de intimidad, menor es la distancia interpersonal y mayor el contacto físico entre ellas.

Y es que, en general, las personas no solo disfrutamos sino que necesitamos el contacto físico con nuestros seres queridos.

No hay mejor forma de demostrar el cariño que sentimos hacia otra persona, ni mejor manera de conectar emocionalmente con nuestros hijos e hijas, que a través de besos, abrazos y caricias.

Aunque hayas tenido un mal día, aunque estés tan cansado/a que solo te apetezca tumbarte y dormir, aunque te hayas enfadado porque tu hijo/a no haya recogido los juguetes o se haya vuelto a pelear en el parque, acuérdate de darle un beso y un gran abrazo. Será reconfortante para los dos y fortalecerá vuestra conexión emocional.

5. Sé flexible para lograr la conexión emocional

La flexibilidad fomenta la conexión emocional

En todas las casas debe haber unas normas y unos límites.

Para potenciar el bienestar y el equilibrio emocional de los niños y niñas es importante que establezcamos una rutina diaria. Es imiportante que cumplamos con un horario estable de comidas, actividades y sueño.

Las rutinas permiten a los niños predecir lo que va a ocurrir. Esto les hace ver el mundo como un lugar estable y les da seguridad.

Además, les facilita aprender a hacer algunas cosas cada vez con más autonomía. Así, ganan confianza y seguridad en sí mismos/as.

Es importante recalcar que a la hora de poner límites y reglas en casa, siempre es preferible que se haga de forma consensuada entre toda la familia.

Por supuesto, esto será complicado en muchas ocasiones y serán los padres quienes tengan que tomar las decisiones. Aun así, siempre es posible explicar a los niños y niñas el porqué de esas normas, escuchar su opinión y tenerla en cuenta.

Dicho esto, hay ocasiones en las que es necesario ser flexible con las rutinas y las obligaciones marcadas y cambiar un poco el orden de prioridades.

Si es verano, si estamos disfrutando de un día al aire libre, si nos juntamos toda la familia en casa de los abuelos o si hay una pandemia mundial y nos tenemos que quedar encerrados en casa, quizás podamos olvidarnos por un día de hacer los deberes a la hora acordada, de dejar los juguetes perfectamente guardados o de no comernos el postre en el sofá.

6. Comparte su ocio

Comparte su ocio y mejora la conexión emocional

Durante el juego, los niños aprenden a relacionarse con los demás y a respetar las normas y los turnos.

Además, el juego mejora su desarrollo cognitivo y motor. También fomenta procesos psicológicos como la atención, la memoria o la percepción. Y, por supuesto, desarrolla la imaginación y la creatividad.

Por tanto, es importante que los niños y niñas dediquen una parte de su tiempo libre a jugar, ya sea solos, con otros niños o en familia.

Muchas veces llegamos cansados/as a casa y lo último que nos apetece es jugar a algo que apenas entendemos o ver la película favorita de nuestro hijo por enésima vez.

Otras veces, vemos el salón lleno de juguetes y nos ponemos de mal humor. Otras, nos enfadamos porque nuestras hijas e hijos tienen demasiados “trastos” y no quieren deshacerse de ninguno.

Quizás si en esos momentos recordamos los múltiples beneficios del juego para los niños y que compartir momentos de ocio en familia ayuda a conocerse mejor y a establecer un vínculo emocional saludable, se dibuje una gran sonrisa en nuestra cara y no podamos evitar tirarnos al suelo a jugar juntos/as.

✅Y si dedicas tiempo a jugar con ellos/as, verás cómo vuestra comunicación y conexión salen muy beneficiadas. Los Juegos de Mesa para Familias pueden ser una gran fuerte de diversión.

7. Rincón de la calma

Conexión emocional: rincón de la calma

Todas las personas nos sentimos abrumadas en algún momento por lo que sentimos.

No es fácil mantener la calma en algunas situaciones. Es normal que en alguna ocasión necesitemos llorar, que no podamos evitar gritar o que no queramos hablar ni estar con nadie.

Esto también les pasa a los niños. Muchas veces no respetamos sus necesidades y tratamos de que vuelvan a la tranquilidad sin respetar su proceso emocional.

Aparte de validar sus emociones, puedes ayudarles proporcionándoles un lugar donde pasar esos momentos. Esto es, un sitio al que puedan acudir cuando necesiten un tiempo a solas con sus emociones.

Puede ser un pequeño rincón en su habitación o en alguna zona de la casa donde no haya demasiada actividad. No es necesario que sea un gran espacio, lo importante es que sea un lugar cómodo para ellos/as.

Para crear el rincón ideal donde tus hijos puedan ir cuando se sientan desbordados por lo que sienten en ese momento, lo principal es que lo hagáis juntos.

Puede tratarse de una alfombra con un puff, una mesa y una silla, un asiento junto a una ventana, una cabaña en su habitación, etc.

Buscad una caja o cesta y anímales a guardar ahí algunas cosas que les ayuden a calmarse (folios y lápices de colores, su juguete favorito, un slime, cartas de pokemon,…).

Cuando el malestar emocional haya desaparecido, hablad de lo que ha pasado. Entonces, ayúdale a poner nombre y entender lo que siente.

✅ El rincón de la calma es uno de los ejercicios de Relajación para Niños/as: Estrategias para recuperar la Calma que podemos introducir en nuestra rutina familiar.

Conexión emocional con los hijos - Psicopolis Alicante

LECTURAS RECOMENDADAS SOBRE DESARROLLO Y CONEXIÓN EMOCIONAL

Los siguientes libros te ayudarán a conocer y potenciar el desarrollo físico, psicológico y emocional infantil. 

✅ Disciplina sin lágrimas

El psiquiatra Daniel J. Siegel y la psicoterapeuta y pediatra Tina Payne Bryson nos dan las claves en este gran libro para educar a nuestros hijos e hijas con cariño y respeto, pero sin olvidar las normas y los límites.

⏩Esta es una de las lecturas sobre parentalidad positiva que encontrarás en nuestra sección sobre Disciplina Positiva. Aquí también te mostramos los principios y otras herramientas necesarias para educar en positivo.

✅ Abecemociones

Con estos microcuento, uno para cada letra del abecedario, los niños y niñas aprenderán a identificar las diferentes emociones.

Cuentos para educar niños felices

La autora de este fantástico libro, Begoña Ibarrola, ha dividido esta obra según las 10 claves que considera fundamentales para educar niños felices. Estas áreas son: amor incondicional, autoestima, autonomía, confianza en sí mismo/a, valorar el esfuerzo y la constancia, honestidad y sinceridad, individualidad, límites y normas, aportarle seguridad y educarle en paz y tranquilidad.

Cada uno de estos apartados contiene la explicación sobre el área a desarrollar, dos cuentos y una ficha para trabajar con los/as hijos/as.

⏩Encontrarás más libros y cuentos para el desarrollo de la inteligencia emocional en nuestro artículo 34 Libros y Cuentos sobre Emociones: entender y desarrollar la Inteligencia Emocional.

CONCLUSIÓN: Conexión emocional con los hijos/as

Con estas ideas, ayudarás a tus hijos a gestionar sus emociones de forma eficaz, además de favorecer el vínculo entre vosotros.

Es importante destacar la importancia de acompañar de forma respetuosa a las niñas y niños durante su proceso emocional y de que toda la familia esté comprometida e involucrada en mejorar la convivencia y el bienestar familiar.

Por otro lado, no debemos olvidar que, en algunas ocasiones, la gestión ineficaz de las emociones es un síntoma de un problema más grave.

También es posible que se haya creado una dinámica familiar en la que sea difícil cambiar alguna conducta o establecer algún nuevo hábito.

En esos casos, la mejor opción es buscar la ayuda de un profesional de la psicología que nos ayude a establecer o recuperar el equilibrio psicológico y emocional de la familia.

¿Te ha gustado?

¡Gracias por tu opinión!

Puntuación: 5 / 5. Votos: 8

Sin votos por el momento.

Suscríbete al blog de Psicopolis

Recibe nuestros nuevos artículos en tu bandeja de entrada.

¿Te gustaría saber más?
Descubre cómo podemos ayudarte
Psicolopis - Psicóloga en Alicante Maje Martínez
Maje Martínez Mañogil
PSICÓLOGA COLEGIADA CV14733

Estaremos encantados de resolver tus dudas. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de los siguiente medios:

Teléfono y WhatsApp
Telegram
Correo electrónico
Instagram
¿Dónde Estamos?

A continuación, te mostramos un mapa de localización de nuestro centro de psicología en Alicante.